Blog

Blog del IV Congreso de Escritores
23
Abr

Entrevista a Víctor del Árbol

Como decíamos en otros post, este cuarto congreso ofrece mucha variedad y diversidad de contenidos, temáticas y ponentes.

Víctor del Árbol será el encargado de inaugurar este congreso, desde el punto de vista literario. Y como es lógico, queremos conocer un poco más al autor y a la persona. Para ello nada mejor que una entrevista, en este caso de Alfonso Gutiérrez Caro para elquintolibro.es .

«Yo me acerco a los libros (los que escribo y los que leo) sin juicios de valor, me dejo seducir por la historia, la trama y los personajes y también por el gusto estético. Más allá de eso, dejo que los expertos tracen las líneas divisorias».

“Mis personajes pelean con uñas y dientes para ser felices”

Por encima de la lluvia-Victor del arbolHace un tiempo cayó en nuestras manos un ejemplar de ‘La tristeza del samurái’, de un tal Víctor del Árbol (Barcelona, 1968). A tenor del título y la portada, en la que se veía a una señorona fumando un pitillo con boquilla y un niño en una estación de tren, era de esperar una intriga de época con algún toque de romanticismo o melodrama. Nada más lejos de la realidad. La tristeza del samurái se convirtió en una de nuestras lecturas favoritas, un libro duro como él solo, protagonizado por unos personajes que se hacían reales al calor de una historia por la que desfilaban una a una las mayores bajezas acometidas por el ser humano -secuestro, tortura, asesinato, traición… dolor en su máxima extensión de la palabra- pero en el que también había lugar para el perdón, la esperanza, la expiación. Semejante chute de emociones nos llevó a devorar la magnífica Un millón de gotas, a la intensa Respirar por la herida y a la hermosa La víspera de casi todo.

Víctor del Árbol ha ganado el Premio Nadal y el Prix du Polar Europeen Le Point (entre otros premios en Francia), ha sido recientemente condecorado Caballero de la Orden y las Artes en el país vecino, y hace unos meses vio la luz su última criatura literaria Por encima de la lluvia. Por todo ello no vemos otra manera de empezar esta entrevista que dándole la enhorabuena de parte del equipo de El Quinto Libro y lanzándole la primera pregunta que nos asalta leyendo su espectacular historial:

1. ¿Es más fácil o más difícil escribir siendo un autor de éxito?

Por suerte, la escritura es sorda en lo que al éxito se refiere. La expectativa que se genera ahora tal vez sea mayor, la visibilidad conlleva mayor exposición, pero por suerte, cuando me siento a escribir no soy consciente de nada que sea ajeno a la propia historia. Por tanto, debería decir que el nivel de auto exigencia es el mismo.

2. No lo hemos dicho arriba, pero Víctor fue Mosso d’Esquadra durante veinte años… ¿Cómo te definirías, como un policía que escribe novelas o como un novelista que fue policía?

Me siento cómodo siendo quien soy, y mi carácter tiende a escapar de las categorías y de las definiciones. Fui agente de los Mossos durante veinte años y ni uno de esos días dejé de sentirme escritor. La visión del mundo nunca fue la de un policía, siempre fue la de un hombre que tenía un trabajo que le gustaba pero que soñaba con ser otra cosa.

3. ¿Qué es lo que más echas de menos de esa época como agente del orden? ¿Y lo que menos?

Añoro un poco a los compañeros, salir con ellos a trabajar, sentir que éramos amigos, que nos conocíamos muy bien y nospor-encima-de-la-lluvia_victor-del-arbol conocíamos a fondo (el estrés une mucho). También esa sensación gratificante cuando, de tanto en tanto, hacía algo tangible por los demás. Lo que menos echo de menos es el funcionamiento del sistema, las complejidades de un trabajo que a menudo entraba en conflicto con mis propias convicciones.

4. Advertimos en tus novelas un paulatino distanciamiento del género negro más puro, o más clásico mejor, para dar cabida a otras expresiones. ¿Es Víctor del Árbol amigo de los géneros literarios? ¿Cuál es tu opinión sobre el estado de la novela negra actual?

Yo me acerco a los libros (los que escribo y los que leo) sin juicios de valor, me dejo seducir por la historia, la trama y los personajes y también por el gusto estético. Más allá de eso, dejo que los expertos tracen las líneas divisorias.  Quizá por carácter me cuesta aceptar una categoría. Pero tengo la suerte de conocer a bastantes autores y autoras de novela negra, españoles y europeos, básicamente, y constato en muchos de ellos inquietudes parecidas a las de cualquier otro tipo de escritor;  parte del auge de este tipo de novela responde a una sensibilidad mayor en el lector ante los grandes males que aquejan a las sociedades del bienestar: la corrupción, la xenofobia, el miedo al otro, pero también la creciente soledad y el nihilismo al que nos vemos arrojados por los acontecimientos. Tratar estos temas con honestidad, claridad, calidad literaria y ambición es el sustrato para una época, sin duda, dorada del género.

5. En tus novelas tus personajes sufren lo indecible, ¿podría decirse que, de alguna manera, el dolor es el hilo conductor de tus historias?

Diría que todos mis personajes tienen una especie de dualidad entre el dolor y la esperanza de dejarlo atrás. Me da la sensación de que se ahogan en su pasado, en las cosas terribles que les han pasado y que no pueden dejar atrás. El dolor se convierte en una cicatriz, una marca de sus luchas perdidas. Pero al mismo tiempo tienen el empuje y el coraje de no caer en el derrotismo. Pelean, con uñas y dientes para ser felices. El dolor sin reacción se convierte en auto compasión.

6. ¿Cómo haces para volcar esa catarata de sentimientos y sensaciones en tus novelas?

Me pregunto si mis personajes no serán un trasunto de mi mismo. P.Roth habla de personas verbales en sus novelas. Estoy de acuerdo; lo que intento hacer, lo que me surge de manera instintiva, es crear personajes que reflejen la complejidad, el asombro, la fragilidad y la fuerza que llevamos todos y cada uno de nosotros dentro. Me siento una especie de explorador en la zona oscura.

7. Casi cualquiera puede construir una historia más o menos decente, con sus fases, giros y demás, pero lo realmente complejo es la construcción de los personajes, ¿llevas a cabo algún estudio previo de tus personajes, les creas una historia, una vida más allá de lo que queda reflejado en tus novelas?

Victor del arbolPara mí es muy importante conocer bien a mis personajes, saber lo que pueden y no pueden hacer y no juzgarlos solo a través de sus actos sino a través de sus motivaciones. Para ello tengo que convertirme en su biógrafo, en una suerte de amanuense que recoge hasta el mínimo detalle de su personalidad; aunque eso no se trasladará completamente a la novela, me permite sentirlos como seres reales, familiares. Es un trabajo que me ocupa mucho tiempo pero es un ejercicio de introspección muy interesante.

8. Es frecuente en tus historias la existencia de varias líneas temporales que se van alternando. ¿Qué importancia tiene para ti la Historia (en mayúscula) de las distintas sociedades y épocas que se reflejan en tus novelas? ¿Cómo te documentas para ello?

Depende del contexto en el que la historia se desarrolle el ejercicio es más o menos exigente. Si es un período que conozco bien solo necesito puntualizar algunos detalles, fechas…Pero si es un período más basto o desconocido (el tema del exilio republicano en Francia, por ejemplo en “Un Millón de Gotas” o la construcción del Valle de los Caídos en “Por encima de la lluvia”) me pide más investigación, visitar lugares, museos, archivos, bibliotecas, entrevistas personales…Te confesaré una cosa: cuando empecé a escribir, mucho antes de que se publicase mi primera novela, quería escribir novela histórica. Me apasiona la capacidad que tiene la literatura de convertir en presente el pasado histórico y de convertir dicha Historia en algo personal a través de las emociones.

9. La literatura y el cine mantienen una estrecha y fructífera relación desde hace más de un siglo. ¿Qué opinas de las adaptaciones de novelas al séptimo arte? ¿Alguna vez se ha barajado la opción de adaptar una obra tuya al cine? ¿Cuál crees que sería tu novela más adaptable a la gran pantalla?

Son dos recursos narrativos distintos pero

no excluyentes. Hay adaptaciones extraordinarias, literales como Mystic River de Lehane llevada al cine por Esatwood o libres, como el caso de Apocalipsis Now, basada en El Corazón de las Tinieblas de Conrad. La cuestión es que la imagen sea capaz de captar lo que la palabra no dice sino que insinúa, puesto que en la literatura la imaginación del lector es la que construye la historia. Hubo hace años una tentativa de llevar al cine “La Tristeza del Samurai” pero quedó en nada. Creo que Por encima de la lluvia sería sujeto de una buena adaptación cinematográfica y si pensamos en una serie, tal vez “Un millón de gotas”

10. Llega ese momento al que todo escritor se tiene que enfrentar, es la hora de escribir una nueva novela. ¿Cómo te enfrentas a la página en blanco?

Con mucha ilusión, sin miedo, sabiendo que después de lo que escriba la primera vez vendrán muchas otras re escrituras, posiblemente hasta desfigurar completamente el original.

11. Ahora el momento opuesto, acabas la novela, pones el punto y final a tu nueva obra. ¿Qué sientes en ese preciso instante?

Alivio psicológico, y que se pone otra vez en marcha la rueda de la inquietud y la expectativa. Esa sensación en el estómago de empezar de cero cada vez.

12. Cuéntanos cuáles son tus próximos pasos, ese proyecto (o proyectos) que tienes en mente o ya en ciernes…

Trabajo en una historia épica (en el sentido literal de epopeya) basada en la vida de un niño de doce años que busca recursos en su interior para sobrevivir al horror de la guerra sin perder la infancia.

13. Para terminar nuestra pregunta fija: ¿Qué te hace reír y qué te hace llorar cada día?

Me hace reír el sentido irónico de la vida, las situaciones que me sacan de contexto y me recuerdan lo poquita cosa que somos sin nuestro ego. Me hace llorar el odio gratuito, la ignorancia arrogante. Y ciertos recuerdos.

La encuesta rápida de “El Quinto Libro”:

Película preferida:… Sigue leyendo la entrevista aquí 

Leave a Reply